ARTE: EL CUERPO COMO ARTE Y EL ARTE COMO CUERPO


El cuerpo como un ideario, donde cada
individuo se busca encontrar para
saber ¿Cuál es el fin de su existencia? 

Mí cuerpo es un ideario que puedo ver desde la mirada de diferentes ciencias o disciplinas pero desde mí perspectiva personal, lo observo como una obra de las ciencias sociales y humanas:

En el arte, es una obra de arte que fue pintada por Dios pero con la asesoría de los imaginarios propios de las pinturas de Van Gohn, con la mirada exigente y academicista de Rembrandt. En cambio, esa caja donde se guardan los pensamientos que se llama Cerebro la diseñó un hombre con muchos imaginativos y locuras que  son Pablo Picasso y Salvador Dalí; el primero, para que yo aprendiera a ser filósofo geometra con pensamiento imaginativo, en cambio, el segundo desarrollo en mí una afición a los signos y los escritos desde lo mental pero también a descifrar ¿Qué es eso oculto de los seres de mí vida? 

En cambio, lo torneado y trozo del cuerpo, Dios, le encomendó la misión a Sandro Botticelli con ayuda de Fernando Botero en el diseño de la contextura. Pero la elaboración de esa parte fue mediante los dibujos de Botticelli con unos retoques torneados de Botero y así fue como mí cuerpo tiene la forma actual que hoy conocemos.

Los signos del cuerpo son para mostrarnos
desde los movimientos ¿Quiénes somos?
¿Hacía donde vamos? pero muy especialmente
eso que llamamos sueños.

Ahora bien, mi actitud frente al conocimiento y a la vida en ciertos momentos, quiero darle el crédito a Débora Arango, para que me unte de esas fastuosas técnicas muralistas y costumbristas de Eladio Vélez y Pedro Nel Gómez, para que no sólo sea un antioqueño en mi obrar sino un hombre que aprenda de los desafíos.

Las miradas de identidad colombiana y del mundo, Dios contrató a Vassily Kandisky en la mundial pero a Antonio Miró para la configuración de mis manos para cargar con los tesoros del mundo que es pasión, fascinación e imaginación para la exploración de la cultura desde su historia en los ámbitos pedagógico, social, económico y político.


El maestro de la Escultura en Colombia Edgar Negret, ayudó a que el diseño de mí cabeza extragrande pueda almacenar esas reflexiones y aprendizajes que a lo largo de la enseñanzas de mí cultura y de los encuentros en las aulas de la vida pueda yo comprender para una mejor convivencia en el mundo.

Ahora bien, el cuerpo como obra de lo literario. Desde mis pensamientos soy un macondiano y un costumbrista, aunque también soy un poco chiplis, entonces según eso también pienso como un Quijote de la mancha pero mí aspecto es de un sancho panza, para poder enfrentarme a los ríos del mundo.


Las formas de mí cuerpo son un acertijo como los libros de Benedetti, Cortazar y Borges pero tiene un aroma a palmera como las obras de Manuel Mejía Vallejo. En relación al lenguaje o artes de la expresión, en lo elocuente e historicista un Germán Espinosa, pues  soy un gran amante a lo crónico y ensayístico, pero también soy un epopeya (héroe-villano) como Virgilio rescatando a las Eneida de su vida; pero sin embargo,  también soy un gran transformador, pues cambio de máscara según las necesidades sociales y culturales del momento, pues soy una metamorfosis kafkaiana.
Los colores hacen que la belleza del cuerpo
tenga una musicalidad con lo que buscamos
proyectar en la existencia humana.

De niño era tímido pero preguntón o lo que hoy se conoce como curioso, me identificaría con un Charlie no con fábrica de chocolates sino con investigaciones filosófico –literaria que la universidad en su medida desde el pregrado trata de responder. Del mismo modo, también seria un Zeus tratando de navegar en los océanos mitológicos de encontrar los sentidos de la filosofía a través de la lectura o de ver ¿Qué sentimientos me genera la literatura cuando hablamos ella y yo desde la intimidad?

Seguidamente quisiera decir que como caminante undívago, me identifico con un José Asunción Silva, por los poemas de amor para su amada, con Ernest Hemingway, desde un caminar con muchas historias que empieza a fortalecerse con la madurez o esperando a ser mejor persona.  También puede ser con un León de Greiff aprendiendo a jugar con los lenguajes a través del orden exigente de lo gramatical.


La mirada que la filosofía ha tenido de todo desde sus partes, entre esas sino se menciona el cuerpo, esta hubiera quedado incompleta. Soy un platónico en la composición, pues siempre me hago preguntas de ¿cómo funciona tal cosa y tal otra? ¿Qué es tal cosa o cual es su utilidad en el pensamiento?  Gracias a esto me he dado de los errores que tengo pero también de las fortalezas que he desarrollado para ser igual o mejor persona en la vida cotidiana.

Seguidamente tengo caídas aristotélicas, donde la lógica formal e informal del lenguaje para expresarme y confrontarme conmigo y los demás. Esto hace que mí cuerpo sea una estructura coherente de lo que pienso o soy dentro del mundo o vida que llevo.

En la perspectiva kantiana, la estructura esquemática de mi cuerpo, busca clasificar y analizar todas las informaciones que le llegan desde las etapas de la vida o simplemente los intereses filosóficos o literarios que desde lo pedagógico van surgiendo.

El encuentro del cuerpo 
con otro es el complemento 
que ayuda al sujeto a ser mejor 
persona pero también a que se haga
una nueva teoría del conocimiento.

El cuerpo como una epistemología, es un lugar donde el yo se hace preguntas para ver ¿cómo ha sido a lo largo de su existencia? ¿Qué conocimientos han hecho ruptura de su existencia humana? Aunque las preguntas epistemológicas que nos hacemos desde nuestro cuerpo, tratan es de ver ¿Cómo es nuestra capacidad de elección y de mundos reales e imaginarios en torno a la existencia humana?



En resumidas palabras, esa epistemología del cuerpo, busca también desocultar al ser que se encuentra en nuestro cuerpo (alma y espíritu) pero en ambos se tratan de responder.
  
Ahora bien, el cuerpo visto desde una ciencia, ha llevado a que el procesamiento de la investigación no sólo sea de los textos también sea desde lo cotidiano, Internet, radio, narrativas de la cultura contemporánea entre otras cosas. No obstante, también ha sido el diálogo con la tradición quien permita que esa ciencia sea más productiva e informativa para comunicarme con el mundo pero también con Dios.

El cuerpo como creación de Dios busca
ayudarnos al encuentro entre lo real
y lo imaginario para una mejor construcción
de pensamiento en todas sus dimensiones.

Esto se debe que el hombre es un ser antropológico, donde cada momento vive en constante evolución mediante cada momento vivido de la vida, esto es porque desechas o retroalimentas eso que sentimos todos pero muy especialmente los lleva contigo en algo que se llama memoria USB (cerebro)

A maneras de conclusiones:

¨      En la metafísica, el cuerpo nos ayuda como medio para comunicarnos con Dios e ir más allá de lo Físico desde nuestras relaciones.
¨      En lo psicológico, son nuestros comportamientos quienes determinan como vamos a ser en la proyección del otro. En los pensamientos, develaremos como vivimos en nuestros cuerpos.
¨      Lo lingüístico, es quien ve en nosotros distintos lenguajes de todos que sentimos.
¨      La pedagogía del cuerpo, busca ensalzar de nuestro cuerpo desde la constante autoevaluación y de la formación docente para que no se marchite.

Muchas gracias a los lectores, espero que lo disfruten. Se aclara que fue elaborado el 17 de diciembre de 2008 para responder a la tesis ¿Qué es el cuerpo?   


e6b27473-1482-3257-af18-9fb5719d36b7

Comentarios

Entradas populares