COLUMNA # 7 A PAREJA LAVERDE: "Maestra de Literatura"

Lectora inquieta en buscar en los libros
la comodidad a las preguntas que su
quehacer pedagógico constantemente
le generan para ser cada día la mejor
en todo lo que se propone.
Honorable y distinguida Luz Dary, hoy comienzas un nuevo año de vida, donde no sólo develarás nuevos deseos y metas en torno a la existencia humana, sino que constantemente te veras en la obligación de sumar y restar metas, para la búsqueda del equilibrio de lo posible por cumplir o de lo imposible, por la falta de tiempo que nos agobia nuestra cultura contemporánea.

El nuevo año, es la oportunidad para renovar lazos afectivos con todos aquellos que te rodean. Hoy empecé contigo dedicándote esta columna en la Biblioteca de Juan, blog donde éste servidor coloca textos filosóficos, literarios, pedagógicos y a veces una que otra reseñita de libros o películas. Para que los lectores impenitentes beban un poco de lo aprendido en la Universidad Pontificia Bolivariana o en la Normal Superior de Medellín en tus clases de Literatura, por parte de este “pupilo tuyo”
Configuradora de Caminos, porque
busca ayudar a sus estudiantes que
mediante el lenguaje oral y escrito
pueden comprender el mundo de una
mejor manera, para que sean más
libres en torno a la lectura.

Todavía recuerdo, que nuestra primera clase fue un jueves a las 10:00 de la mañana más exactamente un 26 de enero, el salón estaba en medio del 2 y el 3 piso de la Institución, todos los nuevos entre esos quien te escribe, estábamos a la expectativa de quien será la profesora del curso de Español, pues algunos de mis compañeros habían tenido la experiencia de trabajar contigo en años anteriores de forma efímera. Entonces nos dijeron toda clase de versiones, pero la experiencia me aconsejó que no me dejara por miradas humanas, sino que me diera la oportunidad de conocerte.

Sabes, esa vez el palpito del conocimiento y del alma, no me fallaron, porque con el trasegar de las clases en el año escolar, aprendí las clases tuyas, lo mismo las temáticas abordadas allí, además de la emoción que nos suscitaba a todos los amantes de la Literatura oírte hablar de Literatura Española a través del Mío Cid, pero en especial lo picaresco del Lazarillo de Tormes. Que es uno de los tantos textos, que te recordaré para la posteridad.


Conversadora atenta del buen uso
del español moderno y clásico, para
que su interlocutor comprenda la
importancia de tener un buen léxico
a la hora de dialogar con un texto
que puede simbólico, Literario o Filosófico.

Del mismo modo, el enseñarme la Intra e Inter textualidad como herramienta de investigación Literaria, frecuentemente utilizada por muchos lectores en la academia. Y una de las más efectivas, porque nos permite develar sentidos hermenéuticos ocultos, que muchas veces el autor oculta, para formar a un lector penitente en búsqueda de ellos.    

Eres la primera maestra que me inició en los caminos de Literatura, por eso el titulo de la columna dedicada a ti por el nuevo año de vida, además de los conocimientos que he enunciado en este escrito, aprendí a tu lado, que el verdadero maestro es quien reconoce que es humano, no todo lo puede saber de primera mano, pero que constantemente puede estar abierto a dejarse guiar, si el conocimiento  deja, de sus estudiantes  para ahondar en su naturaleza, comprendiendo que desean descubrir en ese mágico mundo de los libros que nos encontramos inmersos cada día.  

Analítica, porque busca en su
acto de lectura y escritura un
lector atento a los acertijos del autor.
Adicional a lo anterior, me enseñaste el acto de escribir buscando que ello llegue a un lector que tiene las mismas inquietudes personales nuestras como autores. Y así buscar en palabras de Gadamer, un dialogo donde se genera una pregunta cada día sobre la mirada circundante de que lo leo o escribo, me debe transformar la existencia, porque de lo contrario me vuelvo un mnemotécnico que me dedico a escribir cosas viejas y rayadas en lo absurdo sin buscar lo bello que se puede encontrar en la tradición. O simplemente a leer para ser erudito de cosas ambiguas que nadie comprendería.

Esto es para decirte que gracias a tú clase en 10° y 11° interpreté y comprendí que los caminos del lenguaje es buscar en una pregunta un punto de encuentro común entre un emisor y receptor. Pero muy en especial, el pensamiento concienzudo y prudente de la palabras que se van a utilizar es lo más importante para que tú mensaje o el del otro se deje entrever a través del sentido. Con esto analicé y pensé que debo ser mejor maestro de Literatura que de Ciencias Sociales, porque el lenguaje en vez de ocultarte genera un pensamiento, que se puede intercalar con otros conocimiento, para hacerte igual de universal como es la Filosofía igualmente.

Te mando un abrazo y te doy gracias por ser la 1ra artífice que este autor sea maestro, pensador, lector y en algunos casos un estudioso que desea con ansias y anhelo ser escritor y apenas está en el camino.

Juan Esteban López Agudelo


Luz Dary Pareja, nació un 24 de Agosto en el municipio de Envigado, egresada de la Normal Superior de Envigado donde se formó una lectora prolífica de los simbolos e imágenes de la Literatura Latinoamericana y contemporánea, igualmente una soñadora apasionada de la Enseñabilidad de la Literatura. Luego ingresa  a la Universidad de Medellín, donde se inquieta por el estudio de la lingüística de Ferdinand de Saussure y Noam Chomsky, lo mismo que por la teoría y Crítica Literaria.Lleva más de 15 años en el ejercicio de la docencia en Educación Básica y Media en la Asignatura de Lengua Castellana en las Normales Superiores de Jericó y Medellín, desatancándose como una de las mejores en su campo. Y ayudando a los estudiantes a descubrir sus caminos en el campo literario a través de su experiencia como Especialista en Pensamiento creativo y Literatura Latinoamericana, además ha sido docente universitaria en el ITM, Luis Amigó y en la Universidad de Medellín en el campo de Competencia de Lectora y Escritora.

Comentarios

Entradas populares