PEDAGOGÍA: MIRADAS DEL APRENDIZAJE

Aprender, se vuelve el medio dentro del
cual buscamos generar asombro y pregunta
a los estudiantes a cerca de lo cotidiano
y en especial, suscita pensamiento
para transformar nuestra vida y aportar
a la humanidad.

Eso es el aprendizaje. Usted entiende algo de repente y entiende toda su vida pero de una forma nueva”.
Doris Lessing
Escritora Iraní
Premio Nobel de Literatura 2007
INTRODUCCIÓN

El aprendizaje siempre se ha mirado desde distintas perspectivas del conocimiento humano, pues alguno lo califican como la capacidad de asimilar contenidos de las ciencias o los saberes propios de una disciplinaria. Pero sin embargo, desde nuestro gremio, la docencia, el concepto como tal ha tenido muchas miradas que han hecho según las prácticas pedagógicas e investigativas que han hecho las corrientes y tendencias pedagógicas de todos los tiempos. Nos detendremos en este articulo, más que todo en las miradas contemporáneas, porque son las que están en más apogeo, además porque siempre están en constante confrontación, y se enriquecen de la inter disciplinariedad de otras ramas del conocimiento.

LA CONFRONTACIÓN DE LAS PERSPECTIVAS DEL APRENDIZAJE CON LO ACTUAL

El aprendizaje nos permite conocer el 
mundo, pero en especial nos abre a 
pensar de mayor apertura, lo mismo 
que nos brinda ideas para conectar 
las ciencias o disciplinas del conocimiento
para tener una mayor comprensión. 
Aprender ha sido el gran reto que los pedagogos han planteado desde sus saberes conceptuales para explicar la finalidad de la pedagogía como ciencia o disciplina del conocimiento, diferente a la educación que se encarga más de formar a los estudiantes en los procesos humanos del ser persona o de integrarse a la sociedad, pero en especial a su cultura. Aprender desde la perspectiva manejada desde las prácticas pedagógicas actuales es ayudarle a los estudiantes a indagarse preguntas en torno al conocimiento, para que ellos vean que lo aprendido en los contextos escolares, no es simplemente un conocimiento imaginario de un momento, es algo que realmente existe y se puede evidenciar en lo cotidiano.  Un ejemplo de esto son las operaciones matemáticas, hemos escuchado estudiantes diciéndonos: “profe, que para matemáticas, si yo no voy usar números para la carrera profesional que voy a desempeñar” ó “profe, las matemáticas deberían ser opcionales”.

A estas expresiones, la refutamos diciendo que si, matemáticas es importante, pues a pesar de que muchas veces no las utilizamos como deberíamos, por falta de experiencia o porque los estudiantes son desinteresados en su aprendizaje para darle una utilidad.

Esto que nos deja entrever, que no es pereza mental o torpeza de los chicos para aprenderla, más bien se pudiera pensar ¿Qué tipo de estrategias de aprendizaje usa el profe de matemáticas para motivar sus clases?  Porque eso es también aprendizaje, jugar con las estrategias de enseñanza para despertar las potencialidades de los estudiantes según las etapas de desarrollo por las que atraviesa.

   
Pero a pesar de estar en el siglo XXI todavía nos hemos quedado con la vieja definición de aprendizaje  que es la siguiente: “es el desencadenamiento de estímulos y respuestas. Privilegian las respuestas como señal” (Gómez, 1996, pág.1)  Los estímulos damos por efectivos son que el estudiante gane un examen con más de 3.0 y menos 5.0 para ver si aprendió,  pero no nos hemos dado cuenta de que aprender, no es ganar un examen para cuanto tenemos de memorizado en nuestra cabeza o repetimos en palabras escritas, el ejercicio de aprender es la capacidad que tenemos de relacionar lo que tenemos interactuado en nuestros pensamientos con lo nuevo que hemos adherido.

Tampoco es irnos al extremo de que aprender es perder para ganar un poco como dice nuestro deportista Pacho Maturana. Mejor sería decir, si perdemos un examen, ya hemos aprendido ¿Cuáles son nuestras fallas? Para saber que debemos cimentar en otra oportunidad. Y en el caso del maestro que le “gusta” o es un erudito al que todos le pierden, mirar la oportunidad de realizar un diálogo de si mismo, para plantearse preguntarse sobre la viabilidad del método de aprendizaje, igualmente recordando que no todos aprenden parecido, antes todo lo contrario, que para eso, se deben plantear unas preguntas globales para un determinado grupo y otras periféricas para casos especiales.

Hemos hablado del caso de la aplicación histórica que todavía tiene el conductismo en nuestra cultura para el aprendizaje en las distintas áreas del conocimiento. Ahora nos vamos para una definición que es más ajustable a lo  queremos decir:
“Todo Aprendizaje se traduce en cambio de actitud del individuo, o en la adquisición de una habilidad especial, o de alguna forma de destreza en la manipulación de materiales o instrumentos" (Gómez ctdo a Morris)

Cuando el estudiante se vuelve más abierto a otros conocimientos, podemos decir que ha aprendido de lo que nosotros como maestros, le hemos enseñado en las clases de nuestras asignaturas. Lo mismo que integra lo aprendido a relacionarlo con otras áreas del conocimiento para mostrar que los saberes no son únicos sino antes al contrario, son un conjunto de uniones de dos o más elementos del conocimiento. Para armar o desarmar nuevas perspectivas.

El aprendizaje es el medio por el cual 
nos miramos nuestra fortalezas y debilidades
en el conocimiento para cimentarlas y ser 
mejores cada día.

Adicional a lo anterior, Warren nos plantea que Aprendizaje es un proceso por el cual se adquiere la capacidad de responder adecuadamente a una situación que puede ver que hay necesidad de un estimulo, puede ser positivo o negativo. En otras palabras, el estudiante como sujeto de aprendizaje es alguien que plantea problemas frente a las situaciones que vive en su actualidad o ha vivido para darle otro significado desde otra mirada interpretativa a los actos humanos.

Todo cambio de conducta, se devela también desde los aprendizajes que tienen los estudiantes cada día en las distintas áreas del conocimiento. Por eso, se nos devela que hay docentes que utilizan la siguiente expresión: “este grupo se maneja, mejor que el otro”. Pero no es que se maneje mejor o igual sino que muchas veces, nadie se detiene a mirar que el aprendizaje de dicha área u otra es más productiva en tal grado de la forma positiva o de la negativa, si es el caso.

El APRENDIZAJE COGNOSCITIVO EN LA ACTUALIDAD

La perspectiva del aprendizaje cognoscitivo, no se confrontó en la escritura del I Capítulo, porque su estudio es de mayor rigor y disciplina, que lo mejor es sacarle un capítulo dedicado a ella.
Cuando se habla de cognoscitivo se tienen en cuenta las habilidades formales que hacemos cada día como son leer, hablar, pensar, escribir, hacer operaciones matemáticas o el desarrollo de actividades creativas como el dibujo y el deporte para un mayor desarrollo en la agilidad mental a través de la memoria.
  
Pero algunos teóricos como Blanca Ruby Arango, nos dicen que es mucho más:
La cognición es un conjunto de actividades mentales asociadas con el pensamiento, el saber y la rememoración, es un modelo complejo del que dispone la mente para aprehender un estimulo determinado. Se encuentra establecida por la experiencia, imprimiendo esta, unos rasgos en el modo en que funciona el conocimiento (6)

De lo anterior podríamos decir que los seres humanos antes de aprender un determinado conocimiento de forma general o especifico, siempre nos hacemos una imagen mental para saber cómo integrarlo a la mente, pero en especial para su asimilación y adquisición a lo que ya tenemos aprendido.  Antes de la asimilación, se tienen en cuenta las ideas o expectativas para formarse una idea al respecto para hacerlo más universal o ver que es importante su incidencia en nosotros o que no lo es.

Adicional a lo expuesto, Piaget nos plantea:
Las estructuras cognoscitivas ofrecen elementos conceptuales y teorías para las investigaciones cognoscitivas que no sólo allanaron este terreno, sino que facilitaron la incorporación y legitimación en el ámbito de la psicología científica. El estudio de los procesos mentales, la idea de que el conocimiento es el resultado de la interacción entre las estructuras internas del sujeto y las características propias de los objetos, y la certeza de que el progreso psíquico es la consecuencia de la búsqueda de estados de equilibrios más complejos (ibíd.).

En otras palabras, lo cognoscitivo siempre está buscando equilibrar a los seres humanos para que vean desde sus estados psicoafectivas, la oportunidad de conocer al objeto desde todas sus perspectivas y así buscar la comprensión del problema que constantemente se está planteando cada día.

Por último lo cognoscitivo es tan profundo de conocer que podemos leerlo desde las perspectivas de la psicología cognitiva, en nuestra cotidianidad, es develado a través de la formulación de preguntas que se hacen  los estudiantes para la comprensión del conocimiento que se va adquiriendo cada día en las aulas de clase.

Bibliografía 

Los textos de la Plataforma Virtual del curso  Estrategias Pedagógicas para el Desarrollo del Pensamiento de la docente Silvana del Carmen Redondo Borrero del SENA.
aa3fda10-e2f0-3a88-9703-371934b25a21

Comentarios

Entradas populares