ARTISTA DEL MES: LUIS CABALLERO ENTRE UN DESEO Y UN TORMENTO


Luis Caballero, un Artista que explora
nuevas técnicas para mostrarle
al Mundo, el devenir de la figura
humana en sus más profundos sentimientos

Luis Caballero, siempre desde sus inicios, ha sido una persona polifacética, pues no se centra en ser un artista que pinta “cosas bonitas” como solía hacerlo la gente de su generación. Más bien por el contrario, buscó cada día, confrontar desde su obra, los pensamientos de la sociedad hacia la identidad sexual, pero en especial, también frente a la violación de los derechos humanos. A los cuales se veía sometida Colombia en la década de los años ochenta, gracias a los actos terroristas.

El Hombre de Caballero, está
luchando entre el ser del ángel, lo
mismo que el ser sujeto de aniquilaciones
del sentir humano, para buscar la paz
en la muerte.
La obra de Caballero, es denominada entre el Deseo y el Tormento; desde lo primero, porque quería desinhibir lo que sentía y pensaba en torno a su propia identidad sexual, la cual no era aceptada en un país tan ultraconservador como fue la Colombia de los años sesenta, en la que se crió y creció.

De ahí, que encontró en París, un refugio, donde vivir y desarrollar la gran mayoría de su obra artística. Debido a la gran apertura de horizontes, que dicha ciudad, tenía en las artes plásticas y en el desarrollo de nuevas técnicas pictóricas, para ahondar en una expresión más intensa y profundo de lo vivido en su generación y después de la misma.
Deseo y Tormento, es una exposición
donde su autor, hace catársis
de su sentir y pensar de la vida
en la sociedad donde creció, nació 
y por último, murió

Ahora bien, el tormento del artista, ya no es como el de Goya, sobre las masacres en su natal España,  éste tormento, es ver cómo su país, que decía ser un lugar de remanso de paz, donde no pasaba nada, es atormentado, durante muchos años, por la violencia social, cultural, económica y política. Y nadie, hace nada, sino, al contrario, todo se vuelca en una tranquilidad de omisión. Respecto a esto, Caballero, se atrevió a dibujar y a pintar de forma escueta, todo como lo veía su lente desde lo ausente y lo lejano en su tierra.


Desde la perspectiva crítica del Arte, podríamos ver la obra de Caballero, en Kant:

Las diferentes sensaciones de contento o disgusto descansan, no tanto sobre la condición de las cosas externas que las suscitan, como sobre la sensibilidad peculiar a cada hombre para ser grata e ingratamente impresionado por ellas. De ahí proviene que algunos sientan placer con lo que a otros produce asco; de ahí la enamorada pasión, que es a menudo para los demás un enigma, y la viva repugnancia sentida por éste hacia lo que para aquél deja por completo indiferente(2)



En otras palabras, el gusto y el disgusto, son las palabras que se entremezclan, cuando se observa los dibujos y pinturas del artista. Pero no es un disgusto de rabia u odio, sino ver como la agudeza  visual de una persona, lograr mostrar en verdad a un país en su máxima expresión. Del mismo modo, lo más grato, es ver la sensibilidad y belleza en la idealización de la belleza masculina, plasmada en cada obra artística. Pues hay pasión y asco en el enigma oculto del significado.
Luis Caballero, el Visionario,  de la 
Colombia del siglo XX, rompiendo esquemas
de la Cultura como todos los de su generación,
demostrando que el país necesitaba cambio.

Ahora bien, Antonio Caballero, nos dice en el Ensayo: “La Soledad en Luis Caballero”, no se centra en una pasión enamorada, un enigma o una impresión grata e ingrata, si se viese desde una mirada kantiana, sino más bien es:

La visión se fragmenta: el interés de cada pintor se constriñe a una faceta de su arte: a la luz, digamos, o al color, o la estructura, o al movimiento. Y la pintura se asienta en un ánimo de boceto transitorio, no sólo en sus maneras técnicas sino en sus fines artísticos propiamente dichos: espirituales. Se hacen ensayos, proyectos, pruebas, tentativas –y se abandonan para buscar otros caminos, nuevos caminos–. Importa más la búsqueda que el hallazgo, más el proceso que la obra (5)


Los dibujos de la obra de Luis, nos devela esa técnica innovadora y tentadora, que su hermano Antonio, nos muestra en el texto de apreciación hacia su mirada artística. Por otra parte, es un horizonte que a medida que pasan los años, en vez de irse estrechando, cada vez, se va ampliando, para darle a entender al espectador, una visión de mundo, más amplia, donde lo importante es ver el mejoramiento de la técnica en la plástica y en el dibujo. Un ejemplo de esto son las intertextualidades que los espectadores constantemente observamos.
En la I Etapa artística, se centra básicamente en Miguel Ángel, Rubens, Rembrandt, Goya, De Roming, Velásquez, pero muy significativamente, el detenimiento que hace, en la figura humana desde lo sexual masculino y en los ángeles. Para mostrarnos un cuerpo apolíneo con matices dionisíacos.  

Su segunda etapa, es más centrada al deseo y al tormento como titulamos el artículo, pues allí se nos devela,  la imagen sagrada del ángel caído o en crucifixión,  decantamiento de la muerte como herida o la retrospectiva de muerte como una pasión o anhelo  del deseo humano, de salir a una existencia más llevadero en la vida espiritual, porque en la vida terrenal, hubo básicamente tormenta y turbulencia.

Por último, Adolfo Vásquez Roca nos plantea:

   El pensamiento postula un afuera, una realidad independiente de sí en la que supuestamente reside lo verdadero, pero al mismo tiempo se concibe a sí mismo con la capacidad natural para alcanzarlo. El pensador, desde el comienzo, se encuentra en una relación de afinidad con lo que busca: le basta querer para encontrar la dirección de lo verdadero (2)

Caballero, reveló el adentro de su época, sacándolo a un afuera, mientras pasaba tiempo en Bogotá como en París; para eso, usó la mejor herramienta, que es la pintura y el dibujo, donde el pensador, afina cada día su búsqueda con ayuda de la técnica, sin embargo, cada día, se va mostrando nuevas formas de concebir la forma de develación a lo oculto.

Espero que los lectores de esta apreciación artística, asistan a la exposición de Deseo y Tormento en el Museo de Arte Moderno de Medellín, que comenzó desde el pasado mes de Noviembre de 2012 hasta el 17 de marzo de 2013.



Bibliografía
  • ·         Kant, Immanuel. Lo Bello y lo Sublime.
  • ·         Caballero, Antonio. La Soledad en Luis Caballero.
  • ·         Vasquez Roca, Adolfo. La imagen del pensamiento en Gilles Deleuze; Tensiones entre cine y filosofía En Revista Observaciones Filosóficas - Nº 5 / 2007
  •    Las Fotografías son de Museo de Arte Moderno de Medellín. Algunas son de páginas en Internet

Comentarios

HELIODORO ARANGO TABORDA ha dicho que…
Muy bueno tu Blog Juan
Has tocado unos temas demasiado trascendentales como para ser vistos de una manera tan frugal...me gustaría conversar el porque de ellos ya que no hay continuidad con el Jardín secreto..pura investigación y creatividad.
La mujer fatal Ethos y Thanatos.

Entradas populares