RESEÑA DE PELÍCULA # 7: EL JARDÍN SECRETO

La inocencia, es lo más cautivante de los
personajes del jardín secreto, pues
gracias a ella, pueden leer e interpretar
lo que piensan los adultos.


Nuestra infancia, es una época, donde constantemente nos asombramos con una facilidad inocente e intuitiva, sobre lo oculto que el mundo, nos atesora a través de sus historias de castigos y premios, donde brilla el hada, que defiende a la princesa o hay unos nobles justicieros que le dan su merecido al malvado o le dan una lección de humildad y nobleza.

En el  Jardín Secreto, no hay un hada, como tal, ni tampoco un protagonista, sino que ellos son un conjunto de personajes, donde cada uno, ayuda al otro a obtener un poco de felicidad. Ejemplo es Mary, mediando con su primo Collin, para que supere su invalidez y viva una vida, con todos los colores de la naturaleza, así buscar la forma de acercarse a su padre, que durante toda la trama, se encuentra ausente en su casa, por miedo a ver a su hijo, después de lo sucedido con su esposa.
Petrirojo, es uno de los
cómplices de la aventura
en el jardín secreto.

Marta, la sirvienta asignada para el cuidado de Mary, que constantemente la hace reír, para que olvidara un poco, la tristeza atenuada por la muerte prematura de sus padres en el terremoto y alivianara un poco las tensiones con  la señora Meedlock, el ama de llaves, que a pesar de sus años, es una mujer sumamente conservadora y no permite que nadie dañe sus dogmas, los cuales fueron dilapidados por la pequeña.

Ahora bien, Dickon, a pesar de no ser el protagonista principal, por ser el hermano de mayor, cuya función es ser la dama de compañía de Mary, es el puente mediador, para ayudarla a encontrar las llaves del jardín secreto. En el cual ambos, tendrán una serie de aventuras y sueños, para apaciguar un poco el tedio y la soledad, que se suscita en la cotidianidad del castillo.  Además de su insaciable curiosidad, el jardinero Benjamín, junto con el petirrojo, fueron los sujetos mediadores, entre  la puerta y la llave del jardín secreto, para poder tener ese goce y esa felicidad que sus pobres vidas, les hacia falta.


Por último, en el Jardín Secreto, se busca enseñarle a los espectadores, que la vida, puede tener muchos sinsabores, pero también podemos levantarnos cada día, para ser hacer mejores. Y en especial, ver en todo lo de nuestro alrededor, una oportunidad, de la cual aprendemos o enseñamos al otro. Hacer sus sueños realidad.
  

Comentarios

Entradas populares