FILOSOFÍA: FILÓSOFO DEL MES:HEIDEGGER “El estudioso de la Lógica, lo metafísico, la existencia humana y el autor de SER Y TIEMPO a través de su formación Académica y Docente”


Ser y Tiempo, es la Obra de 
Heidegger, pues genera 
una nueva forma de pensar 
en el mundo a cerca de la existencia 
humana; pero en especial trata 
de buscar una respuesta  a la 
pregunta ¿Qué es el ser? 
y ¿por qué del tiempo? 
 Nació en Alemania en el año de 1889 fue teólogo antes que Filósofo, su mayores preguntas en sus inicios de formación fue sobre la existencia humana. De ahí que sus primeros estudios sobre la hermenéutica se centraron en el actuar, para mirar la incidencia del mismo para la existencia humana. Pero sin embargo, Heidegger, antes introducirse al mundo de interpretar la existencia, estudio el problema de ¿Qué es metafísica?, ¿Qué significa pensar? Lo que lo llevó a escribir 2 libros académicos donde desarrolla sus posturas y pensamientos, pero en especial una investigación aguda sobre esas temáticas del conocimiento, donde igualmente,  la influencia académica y formativa que tuvo su maestro Edmund Husserl en su primera forma de pensar en cuanto al conocimiento.

Del mismo modo, después de “la influencia de Husserl, se sumo la de Dilthey en torno a la movilidad e interpretación de la vida y al descubrimiento de Aristóteles, cuando apenas se estaba formando en teología. De este modo, la perspectiva Aristotélica, le ayudo a desarrollar una filosofía práctica sobre la ética y retórica en sus lecciones de los años veinte, que es de donde se origina su propuesta de HERMENÉUTICA DE LA FACTICIDAD. Donde la finalidad de cuya propuesta, sale a la luz en texto en los inicios del año de 1923. Nos plantea, que la interpretación  de la situación humana, es para contrarrestar  la tendencia decadente de  la vida, destruyendo la concepción de ser humano como objeto de teorías indiferentes y desplegando en su lugar el poder de asumir expresamente la destrucción del ser para re –formularlo”[1]

La Escritura Heideggeriana, se muestra
como una carta entre el filósofo alemán,
sus colegas, el lector y su alumnos;
ya que sabemos que su mayor influencia
es la enseñanza como profesor de Friburgo,
para mostrar sus pensamientos y los
aprendizajes que tuvo con su mentor
Edmund Husserl.

A pesar de lo que hemos escrito en esta pequeña reseña, “Heidegger, en sus inicios, se preocupa mucho no sólo por la lógica en si, si no más bien por el sentido del juicio que no es del  fenómeno físico ni muchos menos psicológico, puesto que en el juicio, lo que se busca mirar es la forma inmediata del ser; de ahí que el objeto deductivo de la metafísica, no corresponda al sentido lógico sino que vale por su incuestionabilidad”.[2]

   Los temas tratados en la lógica Heideggeriana, se comprenden desde las miradas de Hermann Lotze, donde se usa “la idea de técnica  como una designación cómoda de los objetos ideales, poniendo con ello fin a los tiempos griegos, donde Platón, plantea que la verdadera índole de las ideas, es tolerar la hipóstasis que carece de palabra, pues no se sabe demostrar las formas convencionales del ser”[3]

Lehmann, fue otro de los autores de cabecera para Heidegger y sus estudios de lógica, puesto que le ayudó a mirar las diferencias entre cientifismo  e idealismo en el siglo XIX donde ayudará al filósofo a una reflexión que se ve develado en la época de la imagen del mundo.  Posteriormente, “la lógica tiene la tarea de  delimitar el reino de lo que vale y ponerlo de relieve en toda su extensión y esencialidad”[4]

Ya que de ahí, Heidegger, en Lask, viera la forma de mirar los problemas de la lógica como problemas de planteamientos metafísicos.

No obstante, Heidegger, “trata de aclarar la estructura del juicio apoyándose en la noción de hacer valer  de lask, donde el juicio  es una relación de validez  entre el objetivo y el contenido significativo determinante”[5] Un ejemplo es la ciencias naturales y exactas y algunas de las ramas de las ciencias sociales como la política, economía, antropología y la filosofía; sin embargo, los postulados de la lógica, siempre debe estar argumentados en torno a una teoría científica y en este caso es la experimentación, la que fundamenta lo que se plantea; pero especialmente los aportes significativos que esta suscita es la validez.
Heidegger, no sólo fue 
considerado para su época como un rey 
de la filosofía, tal y como lo afirma sus 
estudiantes, sino que también su vida 
encerró un gran misterio, pues de ahí 
que su filosofía es una mezcla de misterio 
y existencia, pero en especial la construcción 
de un hombre. así mismo, su pensamiento ha sido 
la vertiente más importante de la filosofía del 
siglo XX 
   
 A pesar de todo, “los juicios según la interpretación que suscita de la lectura de Heidegger, son para una concertación, más exactamente un direccionamiento del SER en el acontecer de un lugar, mediante diferenciaciones lógicas que ayuden  a la mirada de problemas gnoseológicos y así generar  características propias de cada región y determinar con certeza las perspectivas del conocimiento” [6]

Comento en este texto que de alguna u manera, Heidegger se nos muestra en sus inicios como el Immanuel Kant de la Edad contemporánea, pues categoriza todos los postulados del conocimiento y así generar a través de ellos, nuevas categorías que se develadas en las preguntas que trata de responder mediante sus lecciones en estas primeras décadas de formación tanto de teología como de filosofía. Del mismo modo, Los lenguajes la lectura del autor, capacidad crítico- reflexivo, analítico-interpretativo o simplemente, es mediatizar con ayuda de la lógica ¿Cuál es la importancia de la lógica para configurar la existencia humana? O demostrar ¿Por qué debe continuar la metafísica o debe acabar la misma?

Se ha hablado del Heidegger que leyó, estudió, analizó y aplicó los postulados de la lógica mezclado con metafísico, hemos abordado en la escritura de esta reseña del filósofo del mes; es el turno de la etapa, en la cual escribió su mayor obra y por la que es reconocido a nivel mundial, que es SER Y TIEMPO.

Donde se nos muestra a un hombre que acaba de crear un estilo propio de escritura filosófica, sino alguien que rompe los lazos con su maestro Edmund Husserl, la iglesia católica pero en especial con la fenomenología.
La personalidad de Heidegger,
siempre fue buscar la paz
a través de su cabaña, puesto
que esto le da a su escritura
un ambiente más reflexivo pero
en especial un misterio
que suscita aún más preguntas. 

  Uno de los enigmas que nos hace la filosofía es ¿Qué significa el SER?[7]
Si miramos un diccionario filosófico, el concepto tiene un recorrido conceptual bastante estructura e interesante. Ejemplo de esto, es que para Parmenides es una substancia y para Platón es una identidad con existencia. No obstante, pienso, que es la primera pregunta de toda mirada filosófica por excelencia y todas creen responderla; sin embargo, debemos saber que esa pregunta no tiene respuesta sino más un análisis o reflexión de lo que creemos que es.

“De ahí que la mayor fuente que tenemos para definir ¿Qué es el ser? Es la interpretación del tiempo como horizonte de posibilidad para toda comprensión del ser en general es su meta provisional”[8]

Además de lo anterior, siempre supo ver en “el tiempo el eje generador para observar el desarrollo de la existencia,  como en la antigua definición aristotélica de la esencia del hombre como animal racional, que es una abstracción de la existencia humana”. [9]

En relación con la expuesto por el autor, cuando se lee SER Y TIEMPO, es una Búsqueda filosófica de que es el ser y su desarrollo en el tiempo; pero en especial, siempre se va buscar es ¿Cuáles son las relaciones de ese ser y el tiempo con las corrientes y/o miradas de la filosofía del tiempo de Heidegger o de nuestra época postmoderna?


También es identificar ¿Cómo esa estructura circundante que se llama SER vive en un constante cambio a través del tiempo y del pensamiento?  Pero igualmente ¿Qué importancia tiene esto para la formación del DASEIN como lo denomina Heidegger?


En definitiva, lo que busca la propuesta de SER y TIEMPO, es generar una teoría re constructiva del mundo mediante el pensamiento, tiempo, existencia; y así el SER en si mismo,  donde “el mundo, no es para Heidegger, la suma total de los entes, indiferentes que sólo afecta de manera secundaria al hombre y si por el contrario, es el momento constructivo del Ser ahí, el cual no es sustancia cerrada en sí misma sino que siempre está más allá de si mismo en el mundo”[10]

Pensemos, todos los días, nuestro ser o la esencia del mismo, es siempre como lo plantea el autor, buscar la posibilidad de mejorar, pensar de otra forma, leemos o escribimos cosas; tranquilamente, podremos ser eso y mucho más pero necesitamos de las experiencias de tiempo en un lugar o espacio para lograr esas cosas de ahí que las figuras apriorísticas nos ayude a ser mejores en el ahora o que también sean los puentes generadores de nuevas idealizaciones o formas de caminar en el mundo.

A manera de conclusión, el texto cumbre del autor, constituye un espíritu inquisitivo para la época histórica que es 1927 después de su romance con Hanah Arendt, pues es un generador de inquietudes y compras por las todas personas de la cultura alemana del momento, pero en especial por ser escrito por el rey de la filosofía y después de la primera guerra mundial, puesto que es “una reconstrucción filosófica del mundo  que parte de una determinación extrema y deficiente del ente intramundano”[11]


ac607066-7835-3070-9dc3-2e5dd5a050fb

[1] Tomado de NEOKANTISMO Y FENOMENOLOGÍA EN LA FILOSOFÍA DE HEIDEGGER, EN: Gutiérrez, Carlos B, Temas de Filosofía Hermenéutica, Pág.74   Bogotá, UNAL-UNIANDES, 2002.
[2] Op-cit pág. 76
[3] Op-cit pág. 76
[4] Ibíd., Pág. 77
[5] Ibíd. Pág. 79
[6] Op-cit Pág.80

[7] Tomada del vídeo de Martín Heidegger: Pensar lo impensable. (Humano demasiado humano, BBC)

[8] Op-cit video minuto: 13:00-14:45
[9] Ibíd. Minuto 15:25 -15:45
[10] Tomado de NEOKANTISMO Y FENOMENOLOGÍA EN LA FILOSOFÍA DE HEIDEGGER, EN: Gutiérrez, Carlos B, Temas de Filosofía Hermenéutica, Pág.87 Bogotá, UNAL-UNIANDES, 2002.
 [11] Ibíd. Pág.92

Comentarios

Jhon ha dicho que…
Cordial saludo Juan.

Me encanto como presentaste Ser y Tiempo, mostraste de forma concreta y puntual sobre dicho escrito; me inquieto mucho también retomar la postura que tuvo nuestro querido filósofo Heidegger, en fin hermano muchas gracias por acercarnos cada vez más a esta fascinate aventura de los filósofos donde nos van iluminando con su sabiduria o a veces su desventura, para así llegar a una "verdad" que hoy llamamos una "verdad relativa" no siendo más muchas gracias y hasta una nueva oportunidad estaré atento a una nueva publicación de otro filósofo...

Cordialmente...Camilo

Entradas populares